jueves, julio 4

León Felipe...Poeta Errante por Magda Lago Russo


                   ¡Que lástima
que yo no tenga comarca,
patria chica, tierra provinciana!

León Felipe


Nació en Tábara (Zamora) el 11 de abril de 1884. Su  verdadero nombre era Felipe Camino Galicia de la Rosa. Realizó estudios de farmacia, fue licenciado y trabajó como farmacéutico en diversas localidades.Renunció a esa vida y viajó por toda España y Portugal con una compañía de teatro. Fue bibliotecario en Veracruz, agregado cultural de la embajada española republicana y profesor de literatura española en varias universidades de Latinoamérica. Durante la guerra civil española regresó a España, ya que se encontraba en Panamá. Permanece en Madrid hasta que en 1938 inicia una gira por América para dar a conocer la heroica lucha del pueblo español.  En 1940 se establece junto con su mujer en México, donde murió el 18 de septiembre de 1968. La producción literaria de León Felipe se inicia con "Versos y oraciones del caminante I" (1920-1929), Siguen "Versos y oraciones del caminante II" (1929) y "Drop a Star" (1933), “Versos y oraciones del caminante” consta de dos tomos; el primero se editó en Madrid en 1920 y el segundo en 1929. Esta fue la primera obra que escribió León Felipe, en la que se expresó acerca de la poesía, de sus experiencias cotidianas, de España y de Dios. Se trata de un texto de sencillez  madura, aspecto que distanció al autor de las corrientes postmodernistas de la época.
El Fragmento de la  siguiente poesía pertenece a su obra  ”Versos y oraciones del caminante “I
Como tú...
Así es mi vida,
piedra,  como tú.
Como tú
piedra pequeña:
como tú,
piedra ligera;
como tú, canto que ruedas por las calzada y por las vereda como tú, guijarro humilde de las carreteras…
Sobre este texto, expresa Lucrecia Bellora: “El autor basa  su poesía en la vida. Encierra temas como el significado de la vida, la importancia de lo pequeño e insignificante ante los ojos humanos y el ciclo de la vida. De estos se desprenden ideas que llevan al lector a reflexionar sobre su propia vida y a aprender a apreciar todo de ella.”
 En este volumen el poeta continúa acercándose a sus experiencias cotidianas, a la realidad de España y a la temática religiosa, pero con un tono más elevado y profético.
Sus poesías abordan diferentes temas como:

Justicia. Cree que la poesía debe transformar el mundo y convertirlo en algo digno de ser cantado.
Llanto. Porque las lágrimas son necesarias para ganar la luz que redime el mundo.
Dios. Le molesta que se manipule a Dios de forma partidista, convirtiéndolo en el Dios de unos pocos.
Poeta. El poeta es el representante de Dios en la tierra tiene la sublime misión de cantar el amor y la justicia y de maldecir la violencia y la guerra.
Hombre.  Tras el primer pecado, el hombre vive en una condena inacabable y de ahí surge el impulso de escapar, la necesidad de viajar en soledad, de recorrer caminos en la vida y en la poesía.
Don Quijote. El hombre debe ser un héroe como don Quijote, aunque éste lo es porque está asistido por la locura y la violencia de forma inconsciente, mientras que el hombre debe llegar a ser héroe consciente de su locura y de su violencia.
León Felipe fue un poeta lírico que puso su verbo al servicio de una épica personal de lucha contra la opresión y la injusticia. Poesía, a veces ruda, que se levanta en clara rebeldía contra la sinrazón, el abuso y la no solidaridad.






CREDO (Fragmento) Aquí estoy... En este mundo todavía... Viejo y cansado... Esperando a que me llamen... Muchas veces he querido escaparme por la puerta maldita y condenada y siempre un ángel invisible me ha tocado en el hombro y me ha dicho severo: No, no es la hora todavía... hay que esperar... Y aquí estoy esperando... con el mismo traje viejo de ayer...
REVOLUCIÓN Siempre habrá nieve altanera que vista el monte de armiño y agua humilde que trabaje en la presa del molino. Y siempre habrá un sol también —un sol verdugo y amigo— que trueque en llanto la nieve y en nube el agua del río.
ORACIÓN Señor, yo te amo porque juegas limpio; sin trampas —sin milagros—; porque dejas que salga, paso a paso, sin trucos —sin utopías—, carta a carta, sin cambios, tu formidable solitario.            
Su obra "Drop a Star" (1933), rompe todos los moldes del personalismo formalista de la época.

DROP A STAR (Fragmento)
¿Dónde está la estrella de los Nacimientos?
La tierra, encabritada, se ha parado en el viento.
Y no ven los ojos de los marineros.
Aquel pez -¡seguidle!-
se lleva, danzando,
la estrella polar.
El mundo es una slot-machine,
con una ranura en la frente del cielo,
sobre la cabecera del mar.
(Se ha parado la máquina,
se ha acabado la cuerda.)

El payaso de las bofetadas…(León Felipe)

                          (Fragmento)

Lo sustantivo del español es la locura y la derrota...
y Don Quijote está loco, y vencido..., desterrado además...
Y con unos sueños monstruosos.....
- Pero...Don Quijote... ¿está loco y vencido?


¿No es un héroe?
¿No es un poeta prometeico?
¿No es un redentor?
- Silencio! ¿Quién ha dicho que sea un redentor?
Está loco y vencido y por ahora no es mas que un
clown......un payaso...
Claro que todos los redentores del mundo han sido
locos y derrotados.
.... Y payasos antes de convertirse en dioses. También Cristo fue un payaso. Los que le y del abofetearon siempre.....

“Español del éxodo y del llanto”, (Méjico, 1939).
( Fragmento)

“Hace ahora -por estos días- un año justo que regresé a México. Y poco más de un año que abandoné definitivamente España. Vine aquí casi como el primer heraldo de este éxodo. Sin embargo, yo no soy un refugiado que llama hoy a las puertas de México para pedir hospitalidad.
Me la dio hace diez y seis años, cuando llegué aquí por primera vez, solo y pobre y sin más documentos en el bolsillo que una carta que Alfonso Reyes me diera en Madrid, y con la cual se me abrieron todas las puertas de este pueblo y el corazón de los mejores hombres que entonces vivían en la ciudad…
Después, México me dio más: amor y hogar. Una mujer y una casa. Una casa que tengo todavía y que no me han derribado las bombas…”
Una de sus últimas obras.
“Rocinante”, (Méjico, 1967).

Aún verá nacer otro libro que parte del núcleo inicial de “La Gran Aventura” y que fue creciendo hasta hacerse Rocinante. Un poema escrito para mostrarles a los hombres la divina y humana cédula bautismal del loco centauro del delirio, el primero y más intrépido de los cuatro caballeros de la aurora, el único caballo del mundo que conoce la palabra justicia.

Y dice el poeta: mi biografía es como la tuya, y aquí en este libro van las dos juntas.
 “El mundo es el que se quebrará y romperá / no mi voz: / porque en el último desastre que ya se anuncia / lo único que se salvará será la voz de poeta / el verso eterno con el que se originó el mundo / y con el que volverá a nacer / el mundo venidero.”
Pablo Neruda escribió:
“Yo me conformo porque él fue para mí un ejemplo de valor meditativo, enseñó muchas veces a perder. Y cuando ya su ausencia se va haciendo transparente, me conformo con su benigna de y desesperada enseñanza.¡Locos hombres como él. Pocos poetas como el gallego errante León Felipe Camino!”                         24 de junio de 1972.
                        

(c) Magda Lago Russo
Montevideo
Uruguay

Bibliografía
Portal Educativo de Uruguay
Solidaridad Net – Lucrecia Bellora.
Obras de León Felipe – José Mª. Alfaro
León Felipe: El poeta olvidado. – José Mª. Alfaro.




                  

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Comente esta nota